Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 marzo 2012

Tricantinos hacen cola para degustar la ración de cocido. Por S. García

Desde 1991 hasta ahora han pasado 21 años, los mismos que va a cumplir Beatriz Rubio en agosto, y los mismos que ya ha cumplido Tres Cantos como ciudad independiente.

Fue el 21 de marzo de ese año cuando, tras varios años luchando, los habitantes de la ciudad más joven de la Comunidad de Madrid lograron segregarse de Colmenar Viejo, situado a once kilómetros de distancia. Ese día, la lista de municipios que forman la Comunidad aumentó hasta llegar al número 179.

En 1987 Beatriz ni siquiera era un proyecto, pero Tres Cantos sí, y ya estaba plasmado en los terrenos que las primeras familias ya ocupaban, entre ellas, la de Beatriz. De ahí que sus vecinos tuvieran representación política en el Ayuntamiento de Colmenar.

En esos años había pocos habitantes, pero, poco a poco, fueron llegando más familias. Y fue por eso por lo que surgió la necesidad de convertirla en una ciudad independiente.

Dos meses más tarde, el 26 de mayo, se celebraron las primeras elecciones municipales. El vecino Antonio Osuna se hizo con el 80% de los votos con su partido, Tres Cantos Unido (TCU), el primero en gobernar la ciudad.

Beatriz, junto a su padre y su hermano. Por Carmen Redondo

De los primeros años de vida de Tres Cantos Beatriz no tiene casi recuerdos, pero cuenta que sus padres vivieron unos comienzos muy solitarios, con una urbe casi deshabitada. «No había aceras ni avenidas. Mi madre se tenía que ir a Colmenar para comprar el pan», cuenta Beatriz.

Aunque ella se ha criado en Tres Cantos, no es tricantina de nacimiento. Fue en el el sanatorio de San Francisco de Asís de Madrid donde su madre dio a luz. En aquella época no había hospitales en Tres Cantos. Ahora tiene dos modernos centros de salud.

Al principio, el Ayuntamiento tenía su sede en unos barracones situados en la llamada, con terminología que parece de exploración espacial, primera fase. Después se mudaron al edificio El Barco (hoy denominado 11 Colmenas).  Cuando Beatriz cumplió 7 años, la Plaza del Ayuntamiento ya estaba construida. En ella se alzan el Consistorio y la Casa de la Cultura, donde Beatriz recibió sus clases de danza. En el último piso estaba la escuela. Desde sus ventanas veía un terraplén sobre el que instalaban la feria de verano (cada 24 de junio). Años después, adoquinaron esa plaza y allí acudían los niños a patinar.

Inauguración de la estación de tren. Foto cedida por Beatriz Rubio

«Recuerdo cuando empezaron a construir el Centro Comercial La Rotonda y el McDonald’s», comenta Beatriz. Ese fue el primero que tuvo Tres Cantos. Ahora está un poco abandonado. Sus comercios quebraron y los cines, que allí abrieron inicialmente sus puertas, se trasladaron al nuevo centro comercial Ciudad de Tres Cantos.

La casa de Beatriz pasó de estar en el sector Descubridores, uno de los primeros construidos y habitados, al sector Pueblos. Y de la guardería Cantinela fue al colegio público Julio Pinto, cercano a su casa. La ciudad ha ido creciendo al compás de Beatriz.

En 1991 había 15.431 habitantes. Ahora ya son más de 41.000. Y todos ellos bajo techo en 37,96 kilómetros cuadrados.

Lo antiguo es reciente en Tres Cantos, pero la ciudad ya tiene un pasado. Para ver fotos antiguas puedes pinchar aquí y aquí.

Una tarta con sabor a cocido

A la joven ciudad no le gusta soplar las velas. Siempre ha preferido repartir entre sus vecinos ricas raciones de cocido madrileño todos los 21 de marzo, día que conmemora su independencia. Aunque, esta vez, los garbanzos y sus compañeros de cazuela vinieron de la ciudad de la Alhambra. , es precisamente ese lugar andaluz el que le da nombre a la empresa familiar encargada de hacer la comida del miércoles: Servicios de Catering Granada. Con más de 25 años de experiencia, se dedican a todo tipo de comidas: desde una paella gigante hasta unas migas o una caldereta.

Madrugadores, dueños y empledos ya estaban a las nueve menos cuarto de la mañana en la plaza de la Familia, situada en el Parque Central, descargando de su furgoneta todos los utensilios e ingredientes para la darle empaque culinario y sabor a la celebración.

Y mientras el olor del guiso se mezclaba con la música que ambientaba el lugar, decorado a su vez por un mercado goyesco, Antonio Sánchez repartía los tickets de comida.

Deme dos.

– Pues seis euros señora.

– ¿También entra la cerveza?

– No, es que estamos aprovechando los tickets que teníamos de la Feria de la Cerveza, pero solo damos el plato de cocido (con pan).

Él es uno de los dueños de la empresa. «Somos tres socios, mi madre, mi padre y yo». Lleva pantalones de cocinero y un chaleco. El día está lluvioso y hace mucho frío.

Este año es el segundo que dan de comer a los tricantinos en el día de su segregación. «El año pasado nos contrató el Ayuntamiento, pero como este año no hay dinero hemos decidido venir por nuestra cuenta y ofrecerlo nosotros», comenta Antonio.

Y, entre ticket y ticket (a las 14.00 horas ya habían vendido al rededor de 250), Antonio hace un leve esfuerzo para recordar los ingredientes que se necesitan para un cocido previsto para 800 personas.

Ingredientes

– 70kg de chorizo

– 70kg de morcilla

– 50kg de tocino ibérico

– 100kg de tocino

– 20kg de hueso de canilla

– 20kg de hueso de jamón

– 40kg de judía plana

– 50kg de costillas

–100kg de pollo

– 40kg de zanahorias

– 90kg de patatas

– 110kg de garbanzos

– caldo

Cuatro horas de cocción para, finalmente, disfrutar de un buen guiso acompañado de la familia, amigos, los aperitivos que cada uno acierte a llevar de casa y una música y actividades que le dan vida a una carpa blanca que destaca sobre el fondo verde del parque.

Anuncios

Read Full Post »

Jesús Moreno recibe el bastón de mando de manos de José Folgado. Por S. García

Sólo han pasado díez meses desde que se celebraron las últimas elecciones municipales y José Folgado, ahora ya ex alcalde de Tres Cantos, abandona su cargo para ocupar el de presidente de la Red Eléctrica Española (REE).

El miércoles 21 de marzo tuvo lugar un pleno extraordinario en el Ayuntamiento de Tres Cantos para elegir al que sería el nuevo alcalde, Jesús Moreno, concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda y segundo teniente de alcalde de la legislatura del popular José Folgado.

Con una abstención, siete votos en contra y trece a favor, Moreno recogió, de manos de Folgado y bajo la atención de la presidenta de la Comunidad  de Madrid, Esperanza Aguirre, el bastón de mando de la ciudad. “Hoy es el día más feliz de mi vida profesional”, decía Moreno entre lágrimas después de agradecer el apoyo de su familia.

De esto modo, y junto con el nombramiento de Javier Morales como nuevo concejal de Urbanismo, se constituía el nuevo gobierno, a pesar de las controvertidas opiniones de la oposición. “Moreno es dialogante, transparente y el alcalde que se merece ésta ciudad”, elogiaba Folgado.

Y, justo antes de la votación,  Federico Más Paradiso, representante de IU-Los Verdes recriminó que «José Folgado nos ha cambiado por un puñado de euros».

Tras la elección, Moreno afirmó que su misión es “continuar con la política llevada a cabo por Folgado” debido a que “ha sido positiva para la ciudad”, comentó.

Por eso, ha prometido seguir con la mejora de avenidas y calles como Bolillero o la avenida de la Industria. Además, pretende remodelar el interior de los sectores «por su deterioro tras el paso de los años», puntualizó Moreno.

Aparte de los anteriores, Moreno prometió entregar las 1.000 viviendas de los jóvenes el próximo mes, además de las 600, actualmente en construcción, el año que viene. Y, con respecto a los mayores, anunció la apertura  para el mes que viene del nuevo centro de mayores, ubicado cerca del Centro Comercial Ciudad de Tres Cantos.

Moreno llegó a Tres Cantos en el año 2000, tiene 44 años, dos hijos y es de El Casar (Guadalajara).

Otros puntos de su política

– Construcción de un complejo deportivo que tenga un golf y una hípica

– Habilitar el pabellón del colegio Ciudad de Nejapa como pabellón deportivo

– Ampliación de la Escuela Municipal de Música y creación de la Escuela Municipal de Teatro

– Ampliación de la ciudad por la zona norte y creación de un nuevo parque, el Parque Norte

Read Full Post »

La periodista Ana Pastor en su visita al Máster ABC-UCM. Por S. García

Tan sólo tiene 34 años y ya es una periodista consagrada donde las haya. Desde Madrid ha volado hasta Pakistán, Afganistán y un gran número de países africanos, el continente de su corazón. Eso sí, pasando por la Universidad San Pablo CEU, donde se formó como profesional, y por el Máster de ABC, donde relató parte de su experiencia en una breve visita.

Aunque proviene de una familia humilde y su madre “no sabe casi leer ni escribir”, tanto sus cuatro hermanos como ella tienen una carrera gracias a las becas ofertadas. “Me siento muy afortunada”, dice sonriendo. Y es que cree que “el periodista está muy influenciado por el ambiente del que proviene”. Por eso, ella está muy orgullosa de haber aprovechado todas las oportunidades que se ha buscado por su cuenta. “Hay gente que tiene recursos y no los aprovecha”, dice.

Discípula de Iñaki Gabilondo en la SER, donde se especializó en temas internacionales, pasó a formar parte del equipo de Televisión Española en 2006. Y fue ahí cuando empezó su etapa más boyante. Comenzó dirigiendo el programa ‘59 segundos’, una tertulia política en la que cada invitado respondía o exponía su postura en menos de un minuto. Ahora presenta ‘Los desayunos de TVE’ y es en ese plató donde se graban las “duras”, como ella misma define, entrevistas que hace principalmente a políticos. “Mi obsesión es hacer preguntas que la audiencia tenga en su mente”, aclara.

Una de sus entrevistas más incómodas fue la realizada recientemente al presidente de Ecuador, Rafael Correa, debido a la cercanía del político. Afirma que no le molestó que le llamara “Anita”, pero sí le incomodó porque no cree que a Mariano Rajoy le llame “Marianito”.

Sin embargo, su entrevista más dura es la que le hizo a José María Aznar en enero de 2010. “Estaba muy nerviosa; esa noche no dormí nada”, confiesa.

Y, la más difícil vino de manos del ex diputado Alfonso Guerra, ya que “todo el rato iba a la contra”, describe la joven.

A pesar de haber entrevistado a un sin fin de personajes como José Bono, Maria Dolores de Cospedal, e incluso Mahmud Ahmadinejad, presidente de Irán, la frustración de Ana Pastor es Nelson Mandela, ex presidente de Sudáfrica y su ejemplo a seguir como político.

“Cuando me siento a entrevistar a alguien me da igual si le conozco o no. Él es un político y yo una periodista. A mi me pagan para preguntar y ya está”.

De entrevistas como la de Correa y la sonada de Ahmadinejad por la sutil caída del velo, lo que más le molesta es que el público se quede con la anécdota y no con el contenido, puesto que considera que “el hecho de que un periodista se convierta en noticia es un error”.

Su modelo periodístico tiene dos caras: la de Christiane Amanpour, periodista de la BBC, y el español Iñaki Gabilondo, por el que siente una profunda admiración y cariño.

Pero, por muchas opiniones y modelos que tenga, su única ideología cuando se sienta en un plató de televisión es su hijo. “Quiero que mi hijo no se avergüence de mí dentro de unos años”, afirma.

Read Full Post »

Los cuatro ponentes sub-30: Mathieu de Taillac, Juan Luis Sánchez, Miriam Hernanz y Estefanía Sánchez-Vasconcellos. Por S. García

Los cuatro ponentes sub-30: Mathieu de Taillac, Juan Luis Sánchez, Miriam Hernanz y Estefanía Sánchez-Vasconcellos. Por S. García

1. ¿Qué es el periodismo?

Miriam Hernanz: Va más allá del dato, del  hecho… No tiene que ver con la trascendencia de las cosas, porque también hay periodismo en realidades «chiquititas» que nos rodean

Estefanía Vasconcellos: El periodismo es el prólogo de los libros de historia. Yo lo veo como un hobby a tiempo completo, una incompatibilidad familiar, una meta, un capricho y una mala inversión.

Mathieu de Taillac: El periodismo no es comunicación, que es contar a un público las historias que a una institución o empresa le interesa contar.

Ignacio Escolar: Es el mejor oficio del mundo.

Ander Izaguirre: Es un oficio que sirve para acercarse a vidas e historias de los demás y contarlas.

Manuel Jabois: Contar lo que ves.

2. En estos momentos, ¿quién lo hace?

M.H: Es una profesión que no está ligada a una titulación. Los usuarios saben que ahora también son fuentes informativas.

E.V: Unos cuantos nos esforzamos para hacerlo algún día, y otros muchos hacen otras cosas, creyendo hacer periodismo. Gente que no sabe lo que es, que no quiere saberlo o que, sabiéndolo, no puede hacerlo por falta de tiempo, de recursos o libertad.

M.T: Lo hacen periodistas. El periodista puede tener diploma universitario de periodismo o no, puede ser profesional o, a veces, no serlo.

I.E: Unos cuantos profesionales y muchos amateurs. El problema que tenemos en el periodismo es que cada vez se está convirtiendo más en un hobby que en una profesión. Cada vez es más difícil sobrevivir profesionalmente con independencia del periodismo.

A.I: El peso principal lo hacen los periodistas, aunque luego haya gente que contribuya de otras maneras.

M.J: El periodismo siempre lo hacen los periodistas.

3. ¿Cómo crees que está ahora?

M.H: Ya no vale con que el periodista sepa locutar, escribir, montar… que ya nos parecía mucho antes de empezar la carrera. Cada vez está más acentuada la tendencia del periodista multilenguaje .

E.V: El «oficio» lo veo azul oscuro casi negro. Las viejas reglas ya no valen, el negocio no genera ingresos y nadie quiere participar en un proyecto que le hace perder dinero. Tenemos que demostrar el valor de la Palabra, en mayúsculas, sobre el ruido generado por emisores no cualificados.

M.T: Ahora el periodismo conoce una crisis económica porque los empresarios que se dedicaban a hacer rentable este oficio ya no saben cómo hacerlo. Pero no creo que sufra una crisis de contenidos.

I.E: Está en un momento crítico. Tiene la ventaja de que los periodistas podemos ser nuestros propios amos.

A.I: Muy revuelto. Está todo patas arriba. Para un autónomo como yo se están cerrando puertas pero abriendo otras.

M.J: Lo veo con una buena salud excelente pero con bastantes problemas para poder rentabilizar esa buen salud.

4. ¿Cómo lo veías antes de empezar la carrera/trabajo?

M.H: Siempre me dijeron que nunca encontraría trabajo. Y yo estaba convencida de que sí. Entonces solo se hablaba de la necesidad de la especialización y de volverte el mejor en algo.

E.V: Azul oscuro a secas. Hace poco escuché a Virginia Pérez, directora adjunta de 20 minutos, decir que las universidades no se estaban adaptando a los nuevos perfiles profesionales que demanda el sector.

M.T: Cuando empecé a trabajar, hace unos siete años, ya se hablaba de «la crisis de la prensa». Pero no pensaba que iba a ser tan dura, que iba a ver a tantos amigos en el paro ni tantos medios de comunicación cerrar.

I.E: Lo veía muy diferente. Tuve la suerte de vivir en una familia de periodistas y llegué a la universidad con algo menos de ingenuidad que los demás.

A.I: Tampoco tenía una idea muy clara. Suponía que iba a trabajar en la redacción de un periódico. Era una idea convencional.

M.J: Soy periodista vocacional, no tengo estudios. Como cualquier niño, lo veía como la oportunidad de tener una aventura, de viajar y de contar las cosas que pasaban por el mundo. Luego la realidad te va situando un poco en tu sitio.

Read Full Post »

Por Andrea C. Fernández S. y Susana García

Encuestas a bocajarro a pie del XIII Congreso de Periodismo Digital de Huesca. Los congresistas responden a cinco preguntas en relación al periodismo.

1. ¿Cuál es tu medio de cabecera?

2. ¿Con quién tomarías un café, con Gutenberg o con Steve Jobs?

3. ¿Cuál ha sido el último tweet que has hecho?

4. ¿Qué herramienta es imprescindible para el periodista?

5. Estudiante ¿Aspiras a ver tu firma en papel?/Periodista ¿Cuándo va a morir el papel?

Beatriz. Estudiante de Periodismo de la Universidad de Navarra

1. El Mundo.
2. Con Steve Jobs porque era muy innovador y tenías ideas que al final funcionaban. Eso es lo que haca falta ahora.
3. Escribí sobre la ponencia de Maurizio Carlotti.
4. El móvil.
5. Yo sí quiero ver mi firma porque en un año el papel no va a morir. Después van a tener otro tipo de contenido.

Ricardo González. Jotdown1. El mío…JotDown.
2. Con Gutenberg…(pensativo). Iba a decir una burrada. Porque el cadáver iba a oler distinto (risas).Gutenberg porque me gusta lo clásico.
3. «Youtube me hace gordo» Porque me dijeron que la ponencia se iba a ver por ese canal.
4. La grabadora y el ordenador.
5. No creo que vaya a morir. De hecho nosotros aspiramos a ir al papel.
Marian. Estudiante de Periodismo de la Universidad San Jorge, Zaragoza1. El País.
2. Con Gutenberg para que me contara todas sus inquietudes.
3. No tengo twitter y no uso redes sociales.
4. La grabadora.
5. Sí. Creo que el impreso siempre va a seguir. Mucha gente no va a renunciar al papel.

Emilio Sánchez Mediavilla. Libros del K.O Periodista.

1.Soy poco original:  leo El País.
2. Políticamente hay que decir que lo haría con Gutenberg pero en realidad no hablo alemán, así que tendría que intentarlo con Steve Jobs para que nos encaminara hacia esa utopía digital que no termina de llegar a España.
3.Dije que Jabois, desparramado en el sofá (en su ponencia) parecía un cowboy nihilista.
4. Libreta y boli, y como soy muy lento tomando apuntes, la grabadora. Ahora el Iphone que lo reúne todo.
5. Le doy mucho tiempo al papel. Pueden convivir perfectamente el papel y lo digital, aunque el concepto de diario quizá tenga que ir hacia el semanario y revista.

Cristina.  Estudiante de Periodismo de la Universidad de Navarra 1. La Vanguardia.
2. Con Gutenberg, porque no está de moda.
3. Fue una queja porque no teníamos wifi.
4. El móvil, con conexión de datos.
5. Sí, quiero ver mi firma.

Begoña. Estudiante de Periodismo de la Universidad de Navarra.
1. El Mundo
2. Con Steve Jobs porque tenía una mente privilegiada y le consultaría para prever cosas del futuro.
3. Sobre lo que dijo (Murizio) Carlotti acerca de la veracidad.
4. Grabadora, aunque utilizo la del móvil.
5. Sí me gustaría porque no creo que vaya a morir pronto.

Aitor. Revista Panenka
1.El País.
2. No me gusta tomar café con muertos. Me da mucha pena por Steve Jobs pero no suelo hacer eso.
3. Fue una respuesta a alguien, pero ahora no lo puedo ver porque no se actualiza el Twitter.
4. La grabadora.
5. Habrá que cambiar para sobrevivir. No va a morir, pero no va a ser tal como lo conocemos ahora.

Read Full Post »

Parte de los terrenos de El Tagarral. Por S. García

Parte de los terrenos de El Tagarral. Por S. García

En 1987 las pocas construcciones que ahora son el inicio de Tres Cantos tenían escrito en su D.N.I. ‘Lugar de nacimiento: Colmenar Viejo’. Pero cuatro años más tarde esas letras caducaron, concretamente el 21 de marzo. Así, Tres Cantos se emancipó y se convirtió en una ciudad independiente, cargando con el problema del terreno de El Tagarral, originado antes de su nacimiento como ciudad.

Pero justo es ese año de la década de los 80 el conflictivo. Hasta entonces se estaban construyendo las casas previstas en el Plan Parcial del Sector “El Bodonal” (Soto de Viñuelas I, II y III), que se extienden más allá de la primera y segunda fase de la ciudad y lindan con el Castillo de Viñuelas. La primera parte ya estaba acabada. Pero, ¿por qué la II y III nunca tuvieron su ladrillo?

En 1987, el alcalde de Colmenar Viejo (y por aquel entonces de todo Tres Cantos), Armando Jusdado López, bajo la aprobación del socialista Joaquín Leguina Herrán, que presidía la Comunidad de Madrid, decidió calificar los terrenos conocidos como El Tagarral (las partes II y III de El Bodonal) como «suelo no urbanizable de protección agropecuaria», amparándose en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Colmenar Viejo de ese año.

Como es lógico, las familias propietarias de esos terrenos plagados de naturaleza no se callaron e iniciaron un proceso judicial contra esa medida, ya que estaban perdiendo dinero al no poder edificar. “Lo que estaba previsto era hacer 2000 chalets en esas dos partes”, afirma Pedro Ayala, presidente de la Asociación de Vecinos de Tres Cantos, que cuenta con unos 500 miembros.

El 17 de julio de 1992, el Tribunal Supremo condenó a la Comunidad de Madrid y a los ayuntamientos de Tres Cantos y Colmenar Viejo (ya eran independientes) a pagar una indemnización a los propietarios de los terrenos en litigio. La cuantía no se fijó hasta el 28 de mayo de 2007, cuando se dictó otra sentencia. Ya no tenían escapatoria; tenían que abonarles 42.432.88,54 euros, más los intereses posteriores a ese mismo año.

“El estudio de unos abogados decía que lo lógico sería que pagara el 50% la Comunidad de Madrid, el 19% Tres Cantos y lo restante Colmenar Viejo. En el peor de los casos los tricantinos tendríamos que pagar un 33%, que son 20 millones”, especifica Ayala.

Entre medias de esas fechas (en 2003), la empresa Martinsa Nozar S.L., recién constituida, se adelantó a la justicia y decidió comprar los terrenos. “Pagaron como urbanizable, incluso a muy alto precio (más de 200 millones de euros en total)”, apuntilla Ayala. Todos fueron comprados menos uno.

La familia Massaveu fue la única que se resistió a percibir esa jugosa cantidad de dinero. “Cuando la empresa comenzó a comprar, les ofrecieron el triple de su valor, pero ellos no aceptaron”, dice Ayala. Según el vecino, disponían de una finca de 100.000 metros cuadrados, un 8% del total de los terrenos.

Ahora, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) acaba de dar un ultimátum: “o se cumple la sentencia de manera voluntaria o se procederá al embargo de bienes patrimoniales del Ayuntamiento y a la imposición de sanciones, incluso con apertura de procesos penales, contra los funcionarios responsables encargados del cumplimiento del dictamen, así como de proceder al pago de la indemnización”.

De las tres opciones que barajaba el Ayuntamiento (pagar la indemnización de manera solidaria entre las tres instituciones, no hacer frente a la sentencia o firmar un acuerdo entre las tres administraciones condenadas y los afectados), se ha optado por la tercera. Así se lee en una carta del concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Jesús Moreno, que han recibido los vecinos de Tres Cantos.

“Pagar es lo último que hay que hacer cuando hay posibilidades de llegar a un acuerdo”, declara Moreno al diario Gente Digital . Además, añade que han adoptado esta solución porque “es la mejor para los tricantinos”. “No podemos pagar algo impagable fruto de una decisión de hace 25 años y tampoco vamos a permitir embargos judiciales o que tengamos que responder judicialmente por no acatar esta sentencia que, por otra parte, es firme y no admite recurso”, aseguró el concejal de Urbanismo al periódico digital independiente El Iceberg.

¿Será el próximo paso recalificar El Tagarral y así evitar pagar la indemnización?

Ayala se opone a esta opción, aunque piensa que es lo más probable que ocurra. “El crecimiento de Tres Cantos me parece excesivo. Tenemos 12.500 viviendas ahora. El Nuevo Tres Cantos tendrá unas 8.000 más y, a esas, hay que añadir las del Tagarral (se ha hablado desde 2.000 chalés a 4.500 viviendas o más). Estamos duplicando los habitantes pero los servicios siguen siendo los mismos. El Tagarral está pegado al monte de Viñuelas. Es una zona tampón, como se conoce en ecología, que es el espacio que protege otro lugar de mayor calidad. Si desaparece, automáticamente la zona tampón será lo próximo, es decir, el monte de Viñuelas”, concluye.

Read Full Post »

Hace 28 años, Tres Cantos tenía edificios pero no habitantes. Ahora son casi 50.000 los vecinos que disfrutan de sus parques y comodidades.

Read Full Post »