Feeds:
Entradas
Comentarios

Nieves Álvarez desfiló para Moisés Nieto. Por Susana García

En 1992 quedó finalista del concurso de moda «Elite Look of the Year» y, desde entonces, Nieves Álvarez se ha convertido en un referente de las pasarelas. Casada y con tres hijos, saca tiempo para presentar el programa de tendencias «Solo moda» de TVE y para crear sus propias colecciones de ropa infantil. Esta madrileña de 38 años, habla con ABC durante la presentación de la colección primavera-verano 2013 del joven diseñador Moisés Nieto en colaboración con la firma de joyas Pandora, de la que es embajadora.

Aunque ya está retirada y asegura que no echa de menos desfilar, Nieves se sube a la pasarela de vez en cuando. «Lo hago encantada y feliz, pero para nada lo echo de menos», dice. A sus 38 años, ha trabajado para numerosos diseñadores de todo el mundo, pero el que sin duda le ha marcado ha sido Yves Saint Laurent. «Es el que representa mi carrera. Teníamos un respeto mutuo y una impresionante admiración el uno por el otro. Era muy especial trabajar con él», comenta orgullosa.

En cuanto a la disputa que han protagonizado John Galliano y Dior –el primero acaba de demandar a la casa Dior por 15 millones de euros después de que esta le despidiera el año pasado tras los insultos antisemitas que Galliano le dijo a una pareja judía en un bar de París–, prefiere no posicionarse: «Es un tema muy delicado. Lo ocurrido fue muy grave y no puedo opinar si no conozco la verdadera historia que hay detrás».

Además de la moda, le apasionan las joyas: «Me encantan las joyas sencillas, aunque por las noches suelo ponerme varias pulseras y diferentes anillos en un mismo dedo. Me gusta darle un toque más sofisticado y atrevido». Pero de lo que nunca se olvida es de su collar, una gargantilla que representa a sus «niños» –lleva las iniciales de sus tres hijos: ABB (Adriano, Bianca y Brando)–. Tampoco de su anillo de pedida, aunque en realidad no tenía ese fin. «Mi marido no me pidió matrimonio, me regaló un anillo, yo puse cara de sorpresa y… Si tú regalas un anillo a alguien quiere decir que le estás pidiendo algo», explica.

Ahora se dedica a crear sus propios diseños. Eso sí, de ropa infantil. En 2010 se unió a las hermanas Villalobos –marca ya consolidada– y juntas crearon N+V (Villalobos+Nieves Álvarez). «Quería hacer un estilo de ropa que no fuera ni clásica ni casual, sino moderna y cuidada», matiza. Está encantada con ello, ya que se divierte mucho: «Me encanta ir al taller. Aprendo mucho». Y, aunque de momento no se lo plantea, en un futuro no descarta diseñar ropa para mujer.

Publicado en ABC.es

Algunos de los concursanets de OT1. TWITTER

Operación Triunfo marcó un antes y un después en la historia de los realities. El concurso, por entonces de TVE, dio a conocer a algunos de los artistas que hoy dominan el panorama musical español y americano.

Un grupo de personas que congeniaron muy bien en la convivencia atraparon a la audiencia, que les siguió en su aprendizaje diario hasta el final. Después de conocer a la ganadora, Rosa López, y ver cómo David Bisbal y David Bustamante quedaban en un segundo y tercer lugar, respectivamente, esa audiencia les fue fiel cuando se presentaron a Eurovisión con la canción «Europe’s living a celebration», quedando en un séptimo lugar.

Pero, ese grupo se «rompió» una vez terminó la gira de conciertos que tenían programada todos juntos. A partir de ahí, cada uno siguió su camino. Ahora, 11 años después de ese final, varios de los triunfitos de la primera edición se han vuelto a reunir. Hace poco, Rosa López dijo en una entrevista a ABC: «Uno de mis sueños más profundos es que alguien nos vuelva a unir a todos de la manera que sea». Por fín su sueño se ha hecho realidad.

El pasado martes fue el gran día. Chenoa, Rosa, Nuria Fergó, Manu Tenorio, David Bustamante, Javián, Gisela, Alex Casademunt, Alejandro Parreño y Geno expresaron a través de Twitter y bajo el hashtag #QuedadaOT1 lo que sintieron al estar juntos de nuevo.

Manu Tenorio escribía: «Ha sido brutal lo de anoche!! Emociones a flor de piel!! Hay vínculos entre nosotros que nos durarán toda la vida!!» Bustamante: «Ayer viví algo mágico! Estoy feliz de volver a veros! Después de 11 años! Y parecía que todo paso ayer… Vivimos algo tan grande, que siempre nos mantendrá conectados, unidos…» Chenoa ha sido la más activa en Twitter, y definía su noche así: «Momento inolvidable, especial y único!! Q bien nos lo pasamos!!!».

Sin embargo, no todo fueron alegrías para los exconcursantes. Naím Thomas quedó decepcionado porque nadie le avisó del evento. «A ver, no fui a la quedada OT porque quien me avisó le escribí varias veces y pasó de contestar. Ni me dijo dónde era el sitio en cuestión.». Sin embargo, horas más tarde mostraba que no estaba enfadado: «A mí no me cabrea… Me hubiera cabreado 11 AÑOS antes. Estoy ya viejo para esto ;)». Juan Camus fue otro de los ausentes por la «falta de invitación».

Publicado en ABC.es

Fran y Eugenia acudieron hoy a los Juzgados de Familia de Madrid. GTRES

Ayer por la mañana los medios de comunicación aguardaban ansiosos a las puertas de los Juzgados de Familia de Madrid el reencuentro más esperado del año: el de Francisco Rivera Ordóñez y Eugenia Martínez de Irujo. Ambos se vieron las caras en la vista oral del juicio por la custodia de Cayetana, la hija de 12 años que tienen en común.

Alrededor de las 8:50 horas llegaba Eugenia junto a su abogada, Cristina Peña, sin hacer ninguna declaración. Poco antes, y acompañada de Ángela Cerrillos, representante legal de Fran Rivera, había entrado por una puerta trasera del juzgado la pequeña Cayetana. Una hora más tarde, aparecía el torero para declarar por qué quiere que se cambie el régimen de custodia para que su hija se instale con él en Sevilla.

La primera que compareció en el juzgado fue Cayetana, quien se sometió a una exploración judicial. Momentos después, a las 10.30 horas, abandonó el edificio desde el garaje en un coche que puso rumbo al Instituto Británico, centro donde continúa con sus estudios después de pasar un año en un internado de Inglaterra.

La duquesa de Montoro salió del juzgado a las 12:15 horas acompañada de su abogada. «Me vais a perdonar, pero no voy a hablar nada», dijo con un apagado tono de voz que, junto a su semblante, revelaba su profunda preocupación. Tan solo quince minutos más tarde lo hacía Fran, pero con una cara muy diferente a la de su exmujer. Con un aspecto más tranquilo, el diestro pedía respeto por el proceso judicial en el que se encuentran sumidos: «Este es un asunto muy delicado. Entended que no comentemos nada y respetad al máximo que hay una menor, que es mi hija. No tengo nada más que decir».

Antecedentes

El torero interpuso una demanda de modificación de medidas en julio para quedarse con la custodia de su hija después de que la niña le expresara su deseo de vivir con él en Sevilla, ya que Cayetana tiene su residencia y colegio en Madrid. Fran tiene una casa que comparte con su actual pareja, Lourdes Montes, en la capital hispalense. Con esta demanda, ha roto la excelente relación que guardaba con la que fue su suegra, la duquesa de Alba, que, como Beatriz Cortázar publicó la semana pasada y debido a su estado de salud, habría declarado por escrito ante un abogado a favor de su hija Eugenia. Las medidas provisionales de esta vista se conocerán en cinco o diez días, pero aún faltan unos meses para que se celebre el juicio.

Publicado en ABC papel.

Mercedes Milá invita a un concursante de «Gran Hermano 12+1» a tocarle una teta

1.- Camilo José Cela: El particular humor del escritor también ha dejado buenos momentos. Uno de ellos es cuando, en una entrevista con Mercedes Milá, confiesa su habilidad: absorber «litro y medio de agua de un solo golpe por vía anal». Eso sí, el agua no podía estar demasiado fría. (1982)

2.- Sabrina: Muy emocionada cantando su tema «Boys» en una gala de Nochevieja, a la cantante se le salió varias veces el pecho derecho durante la canción. (1987)

3.- Fernando Arrabal: Este es sin duda uno de los momentos más cómicos de la televisión. Paco Rabal habló del «mileniarismo» en un coloquio en el programa «La noche», de TVE1. Lo gracioso de todo esto es que estaba un poco perjudicado… (1989)

4.- Fernando Fernán Gómez: «Váyase usted a la mierda. A la mierda». Así de contundente contestó a un admirador que le pidió un autógrafo en la presentación de su autobiografía «El tiempo amarillo». (1998)

5.- Julen Lopetegui: El exfutbolista se desmayó en directo mientras comentaba el Mundial de Fútbol en un programa de La Sexta. A su compañero, Patxi Alonso, no se le ocurrió otra cosa que decir: «Vaya, pues esto es así, la sexta en directo… ¿No queríais sorpresas?», para seguir adelante. (2006)

6.- Paco Umbral: Está claro que el humor que tenía el escritor no era cómico, precisamente. Y eso demostró en una entrevista que le hizo Mercedes Milá, en la que Umbral se indignó porque la periodista no le preguntaba sobre «La década roja», el libro que acababa de publicar. De ahí se heredó la famosa frase: «Yo he venido aquí a hablar de mi libro». (2007)

7.- Paqui Peña: Esta reportera ha sido uno de los personajes que más ha aparecido en los programas de zapping. Sin duda, y a pesar de que posteriormente confesó que estaba preparado, uno de sus momentazos fue cuando se cayó en un castillo de arena que habían hecho en la playa. (2008)

8.- Ana Pastor: La expresentadora de «Los Desayunos de TVE», recientemente fichada por CNN, entrevistó al líder de Irán, Mahmud Ahmadineyad, y, en pleno diálogo, se le cayó el velo que cubría su cabeza. Posteriormente, Ana Pastor dijo que el gesto no había sido intencionado.(2011)

9.- Mercedes Milá: Es, quizá, una de las presentadoras más espontáneas de España y ha protagonizado muchos momentazos en la televisión. ¿El último? Cuando dejó que Cristian, concursante de «Gran Hermano 12+1», le tocara las tetas. Acto seguido se levantó la falda y le enseñó el culo a él y a todos los espectadores del programa. (2012)

10.- Mariló Montero: La presentadora de «La mañana de la 1» invitó a Anne Igartiburu y Roi Groba a hablar de «+Gente», el nuevo programa que ambos conducen desde este lunes en TVE. Durante la entrevista, Mariló adoptó el papel de poli malo y en algunas ocasiones hasta dejó sin palabras a Anne. «¿Te ves oxidada?», le preguntó. Con su actitud, la expresentadora de «Corazón» se posicionó muy por encima de Mariló. (2012)

Y, como broche final, Eva Nazemson. La presentadora del programa nocturno «Nattliv» («Vida Nocturna»), de la televisión sueca, vomitó en directo mientras hablaba con un concursante. Cuando terminó, Nazemson volvió al plató con bastante naturalidad. «Bueno, lo voy a decir de esta manera: tengo la menstruación y como es una emisión en directo pues pueden pasar estas cosas», se disculpó. (2007)

Publicado en ABC.es

Penélope Cruz. Por De San Bernardo

No es la primera vez que manipulan sus palabras y no suele mandar comunicados de prensa para aclararlas, pero esta vez Penélope Cruz ha considerado que «merecía la pena rectificar» una entrevista que publicó el sábado el diario italiano «La Stampa» sobre ella, porque considera que «la crisis es un tema demasiado serio como para dejar que malinterpreten mis palabras».

En dicha entrevista, la mujer de Javier Bardém manifestaba su deseo de producir dos películas al año en España para ayudar a luchar contra la crisis. «Quiero llevar trabajo a mi gente. Aprovecharé mi posición privilegiada. Sé que es un grano de arena en medio del desierto, pero es una responsabilidad que creo que tengo. Produciré al menos un par de películas al año. Es una manera de dar trabajo a cientos de personas».

Sin embargo, la actriz cree que estas palabras «encierran un tono prepotente» que se aleja de lo que realmente quiso expresar. «Sí que he comentado que ojalá mi situación sirviera, por ejemplo, para animar a que se eligiera España para rodar determinadas coproducciones o para impulsar, o incluso coproducir algún proyecto, como el que llevo años intentando sacar adelante. Pero eso tiene poco que ver con “produciré dos películas al año”», expresa en la nota.

Pero, aparte de esa polémica frase, Penélope incide en que «La Stampa» también «ha manipulado» sus respuestas sobre la situación del paro en España, lo que le parece «especialmente grave». Y es que la actriz supuestamente declaró que «se está quemando toda una generación de jóvenes muy preparados, llenos de cualidades, pero a los que solo les queda darse de cabezazos contra las paredes o salir a manifestarse en la calle».

Penélope presentará la película «Volver a nacer», de Sergio Castellitto, en el Festival de San Sebastián, que tendrá lugar del 21 al 29 de septiembre.

Publicado en ABC papel.

Aunque Claudia procede del latín «claudus» (cojo, vacilante), Traisac camina con pie firme en el mundo de la interpretación desde que era una niña. Habitual de las series de televisión españolas («Cuéntame», «Amar en tiempos revueltos», «Luna: el misterio de Calenda»), la madrileña aprende a diario de sus grandes compañeros de reparto, y no descarta hacer sus pinitos en la dirección algún día.

— Comenzó su carrera profesional como actriz en 2004. ¿Dónde y cómo se formó?

— Empecé cuando era muy pequeña haciendo teatro, pero todo lo que he aprendido hasta ahora ha sido grabando. Ahora sí que estoy estudiando más en serio con Raquel Pérez y Lorena Bayona.

— ¿Cuándo supiste  que querías ser actriz?

— No lo sé, la verdad. Siempre me ha gustado mucho el cine. He visto muchas películas en blanco y negro y muchas series. Empecé de forma muy casual pero cuando comencé a trabajar me di cuenta de que lo necesitaba muchísimo y que no me importaba dedicarle más tiempo a los estudios para poder rodar.

— Interpreta a Silvia Elías en «Luna: el misterio de Calenda». ¿En qué se parece su personaje a usted?

— Cuando interpretas a un personaje sacas cosas de ti para personalizar al personaje, pero no nos parecemos en nada. Al principio me caía muy mal pero luego tuve que justificarla, comprendí por qué era así.

— La primera temporada terminó con un gran éxito. ¿Para cuándo la segunda?

— Yo creo que con algunos cambios y con nuevas historias podría atraer a mucha más gente, pero todavía no sabemos cuándo ni incluso si se rodará.

— ¿Cómo fue el rodaje de «Carmina», en el que interpretaba a la joven Belén Ordóñez?

— Me lo pasé muy bien, fue como un campamento porque nos trasladamos a Sevilla. Con Ana Caldas, que hacía de Carmina joven, me llevé muy bien. También grabamos en Huelva las escenas de Marruecos.

— Ha trabajado con grandes actores como Imanol Arias, Victoria Abril, Juan Diego, Ana Duato, Carmen Machi… ¿Cómo ha sido la experiencia? ¿Qué aprendió de ellos?

— Es un placer trabajar con ellos. Carmen Machi se volcó conmigo desde el primer momento. Incluso cuando yo tenía escenas sola, ella se quedaba para decirme mis fallos y ayudarme.

— Ha tenido papeles muy versátiles. ¿En cuál se siente más a gusto?

— En mi vida hay dos etapas. De la etapa infantil me quedo con la mini serie «La Bella Otero». Fue muy dura, había una violación, yo era muy pequeña, solo tenía 14 años… pero disfruté. Y de la adulta, que es ahora, con «Luna».

— Ha actuado en «Cuéntame», «Amar en tiempos revueltos», «Homicidios»… ¿Qué más le gustaría hacer? ¿Con quién le gustaría trabajar?

— Me quedan muchos… Me encantaría trabajar con Raúl Arévalo, Carmen Maura o con el director Roberto Pérez Toledo («Mar adentro»).

— Paco León acaba de estrenarse como director después de muchos años de interpretación. ¿A usted también le gustaría dirigir o prefiere actuar?

— Estoy estudiando Comunicación Audiovisual y me encantaría. A veces me quedo en el plató al lado de la cámara para aprender.

— ¿Qué planes tiene este verano?

— Tengo un verano bastante movido de viajes pero tampoco los tengo muy seguros porque no sé si grabaremos la segunda temporada de «Luna: el misterio de Calenda».

— ¿Cómo es su día perfecto en vacaciones?

— En las playas de Málaga con mis amigas. Allí alquilamos un apartamento y vamos todas.

— ¿En qué lugar se perdería?

— Me gusta mucho Formentera, pero me apetece conocer otros sitios nuevos como Nueva York, la India… Me encantaría perderme por Kenia.

— ¿Cómo han sido sus anteriores veranos?

— Siempre son muy moviditos. No paro de viajar. Disfruto mucho en verano.

— ¿Cambia de alimentación en esta época del año?

— Como bastante pero muy ligero. Me encanta el gazpacho y tomo muchas ensaladas. Lo que no me puede faltar es la fruta. En invierno como mucha y en verano es exagerado.

— ¿Qué le gusta hacer en verano?

— Me apetece mucho ver películas que tengo pendientes durante todo el año. También leo muchos libros gordos. Cuando estoy en Madrid suelo ver mucho teatro.

— ¿Sin qué no puede vivir?

— Sin mis padres. Me ayudan mucho. Tampoco sin mis amigas y sin mi hermano, que tiene tres años.

— ¿De qué huye cuando se va de vacaciones?

— De la rutina, que cansa. Necesito oxigenarme y coger energía.

— ¿Qué cosas no le pueden faltar en la maleta?

— Mucho desorden, porque soy muy desordenada, así que seguramente faltan muchas cosas siempre, pero para mí la música es fundamental: eso nunca falta.

Publicado en ABC papel.

Sancho Gracia. Por Julián de Domingo

«Ha sido una gran pérdida». Esa era la frase más repetida ayer en el tanatorio de la Paz de Tres Cantos. Aunque el bandolero Sancho Gracia acarreaba un tumor de pulmón desde hacía varios años, para muchos su muerte ha sido algo inesperado. «Se ha ido uno de los grandes», decían muchos de sus compañeros de profesión, pero sobre todo amigos, como ellos mismos se definen. A sus 75 años, el corazón del bandolero más conocido de España ha dejado de latir, pero su recuerdo permanecerá para siempre. Y, antes de que su cuerpo se convirtiera en cenizas, familiares, amigos y compañeros quisieron darle el último adiós.

A primera hora de la mañana llegaba al tanatorio el expresidente del Gobierno Felipe González para arropar a la familia del actor. «Era un gran amigo y un hombre divertido», dijo. El ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, también quiso dar el pésame a la familia en persona tanto en su nombre como en el del Gobierno. «Era un actor de una extraordinaria personalidad y por encima de todo una extraordinaria persona. Ha sido una gran pérdida no solo para nuestras artes escénicas sino para toda la sociedad», declaraba.

A través de un telegrama, tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como María Dolores de Cospedal expresaron su más sentido pésame por la muerte de «un actor de mayúsculas», según Rajoy. El diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares escribió en su Twitter: «Mi homenaje a Sancho Gracia. Gran actor y ser humano».

Del mundo del espectáculo, la Academia de Cine lamentaba la pérdida del actor a través de dicha red social y era su presidente, Enrique González Macho, quien acudía al tanatorio sin hacer declaraciones.

Una leyenda

Fueron muchos los actores que quisieron despedirse de Sancho Gracia en persona. Lola Herrera llegaba al tanatorio muy emocionada por la pérdida, al igual que Ana María Vidal:«No sé qué decir porque estoy fatal. Era un gran amigo, como todos los que se nos han ido hace poco». Después de dar un gran abrazo a Juán Imedio, la actriz María Luisa San José hacía público su dolor: «Es tremendo perder a un amigo. Se nos están yendo todos… Sancho se ha convertido en una leyenda», decía entre sollozos. Álvaro de Luna, su compañero en la serie televisiva «Curro Jimenez», no se terminaba de creer la noticia. «Estoy muy sentido. Las cosas ocurren y, aún sabiendo que tienen que ocurrir, uno nunca se las espera. Estos momentos son muy difíciles. Cuando entra el sentimiento y el cariño y no es ficción es difícil hacer una alegría», comentaba.

José Sacristán siempre le recordará como un gran emprendedor. «Era muy batallador. Tenía mucho coraje. Era un gran tipo». Pilar Bardem, Fernando Chinarro, Elías Querejeta y Enrique Urbizu también quisieron compartir estos duros momentos con la familia. Aunque Arturo Fernández no pudo acudir al tanatorio porque se encontraba en Santander, puso el toque de humor a esta desgracia. «Sancho, chatín, espérame en el cielo», declaró.

Publicado en ABC papel y ABC.es

Rosa López. Por Ana Martín

Después de presentar su último disco, «Rosa López», la artista granadina, de 31 años, comienza una gira de conciertos por toda España.

—El single de su nuevo disco es una canción de Mari Trini. ¿Qué le llevó a versionar «Yo no soy esa»?

—Los sentimientos… Mi padre me la tarareaba alguna vez pero fue porque una amiga había soñado que yo la cantaba. En ese momento recordé que Mari Trini estaba más implicada en mi vida de lo que yo pensaba.

—Este disco es más movido que los anteriores. ¿Cuál cree que es su estilo?

—La música va mucho más allá de estilos. Las canciones han nacido de sentimientos y no de ritmos. Eso se crea después. El estilo es el papel de regalo porque la calidad de estas canciones son sus letras.

—De todos los discos que ha sacado, ¿hay alguno con el que no se sienta identificada?

—No. Cada trabajo forma parte de lo que soy. Uno siempre es uno mismo aunque cante un cumpleaños feliz. Yo siempre digo que los anteriores trabajos más el último son una prolongación del disco de tu vida. No se trata de que cada disco sorprenda más, sino de ser uno mismo. Ojalá mi carrera sea muy larga para que el disco de mi vida sea muy bueno.

—La canción «Amor amargo» trata sobre el mal de amores. ¿Es una experiencia personal?

—Es un cóctel de historias, de sentimientos… míos y de amigos. Va dedicada a esas personas que se han sentido débiles en algún momento o que necesitan resurgir de sus cenizas.

—¿Cómo es el disco?

—Está repleto de sentimientos. Es un disco muy variado porque contiene baladas de amor, de desamor, ilusión, alegría, diversión, fuerza… También de ayuda hacia los demás, como la canción «Manos Unidas», dedicada a esa ONG.

—¿Cuántos conciertos tiene progamados para este verano?

—De momento el día 10 de agosto estaré en Asturias y el 13 en la feria de Málaga.

—Cuando termine la gira, ¿qué planes y proyectos tiene?

—Empezar con el nuevo trabajo. No hay descanso. Lo bueno es que va unida la persona con tu profesión, y yo no echo la persiana.

—¿Con quién le gustaría cantar?

—Hay proyectos pero no quiero anunciarlos porque siempre que lo dices no se cumplen… Pero hay previsto para invierno un dueto con un/a cantante que puede ser internacional.

—Vuelve con una imagen mucho más renovada y puede que agresiva. ¿Por qué ese corte de pelo?

—Soy mujer y como todas, hacemos cambios en nuestras vidas. Si por mi fuera me lo cambiaba cada día. Aunque sí que procuro mantener una misma imagen durante un tiempo.

—Ha cambiado bastante de look desde que la conocimos en «Operación Triunfo». De todos ellos, ¿con cuál se siente más cómoda?

—Con todos porque yo sigo siendo la misma persona aunque me ponga otro color de pelo. Como en la vida, vamos viendo lo que nos hace sentir bien en cada momento. El pelo es algo insignificante porque lo mejor de todo este trabajo no es el pelo sino las once canciones.

—¿Qué dietas ha seguido y qué ha hecho para conseguir el físico que tiene ahora?

—Hago cardio y como lo más sano que puedo. Ahora no llevo ninguna dieta pero al principio sí que la tuve que seguir, pero una vez que has perdido los kilos que quieres lo importante es mantenerse.

—Desde su entrada en «Operación Triunfo» se ganó el calificativo de «Rosa de España». ¿Le gusta que le llamen así?

—Me gusta cuando viene dicho desde el cariño. Aquello nació desde el respeto en un momento muy importante de mi vida. Una de las cosas que quiero marcar con este disco es que hay una Rosa loca que quiere que los demás entiendan que su carrera es musical y no un cambio físico o de pelo. Hay un cambio profesional importante.

—Ha tenido una carrera profesional con altibajos, ya que en pleno «fenómeno Rosa» se quedó sin voz y le diagnosticaron nódulos en las cuerdas vocales. ¿Cómo vivió esos momentos?

—No son momentos malos. Creo que cualquier cantante los habrá vivido en algún momento de su carrera.

—¿Tiene relación con algún compañero de «O.T.»?

—Sí, con todos procuro tenerla pero cada uno escoge su camino. Coincidí hace varios días con Chenoa y Bustamante en Cádiz.

—¿Le gustaría volver a cantar con ellos?

—Uno de mis sueños más profundos es que alguien nos vuelva a unir a todos de la manera que sea. No sé por qué tenemos que esperar a tener mucha más edad.

—¿Qué recuerdos tiene de Eurovisión?

—Aparte de ilusión y de la emoción de tener que representar a tu país, recuerdo el apoyo grande de cinco compañeros.

—¿Volvería?

—Sería algo importante en mi carrera pero seguramente me pararía a pensarlo porque me da un poco de miedo la crítica social.

—¿Le gustaría ser jurado de algún programa de música, como David Bustamante?

—Por un lado me gustaría para dar ánimo y tranquilidad a la gente que está pasando por lo que yo pasé. Y por otro me vería en la situación que se han visto los demás cuando estaban de jurado. Sería un sufrimiento porque tendría que ser realista pero también una experiencia bonita. Si se me brinda la oportunidad me lo pensaré.

—¿Cómo está el corazón de Rosa en estos momentos?

—Latiendo (risas). Estoy muy bien y tranquila. Lo que más me importa es la salud de los míos y que este nuevo trabajo salga a flote porque he puesto mucha fuerza y amor.

—¿Le gustaría casarse?

—Cuando veo una tienda de novias me quedo mirándola. Esa ilusión la tenemos todas las mujeres. Pero tal y como están las cosas ahora creo que es la misma garantía casarse por la iglesia que por el juzgado o por nada. Compartir la vida con una persona puede ir incluso más allá de firmar un papel. Lo más importante es el amor y cuando surja que sea de verdad.

—¿Se ve con niños?

—A mí me gustan mucho los niños pero creo que no es el momento.

Publicado en ABC papel y ABC.es

Fonsi Nieto coincidió con su amigo DJ Nano en un avión y fue él quien le invitó a continuar con la música. Por Ángel de Antonio

– El expiloto de Moto GP ha comenzado una gira nacional de conciertos como disc jockey.

Después de competir durante quince años, se retiró en agosto de 2010 a causa de una caída en el campeonato de Indianápolis (Estados Unidos). Pero este madrileño no está desocupado. Además de cuidar de su hijo Lucas, Fonsi Nieto se dedica a una de sus grandes pasiones: la música. Y, gracias a Dewars White Label, este verano está de gira por algunas de las grandes discotecas de España.

—Se retiró hace un año y medio. ¿Cómo ha cambiado su vida desde entonces?

—Para un deportista no es fácil dejar el deporte de un día para otro por una lesión.

—¿Cómo fue la recuperación?

—Estuve a punto de perder la vida, casi me tienen que cortar la pierna, tuve una parada cardiorespiratoria de un minuto… Y todavía sigo arrastrando problemas. Pero yo creo que en la vida, cuando viene algo malo, llega algo mejor. Y gracias al esfuerzo y las ganas de superación he podido cumplir una de mis pasiones, que es la música.

—En 2004 fue su última competición mundial, ya que luego pasó a las Superbikes. ¿Por qué lo dejó?

—Yo siempre he sido de tener motivaciones y metas. Al hacer ese cambio volví a coger la ilusión y las ganas.

—De toda su carrera profesional, ¿qué año destacaría?

—Me quedaría con el global de todos los años ya que todos tienen cosas buenas y cosas malas.

—¿Sigue los campeonatos de moto una vez retirado?

—Sí. Es un mundo que a mí me ha dado la vida y voy a seguir vinculado siempre. No descarto en un futuro tener algún cometido como entrenar a niños pequeños y enseñarles toda mi experiencia.

—¿Cree que Marc Márquez puede llegar a ser líder mundial?

—Sí, lo tiene todo para ser un campeón del mundo con Moto GP. Hay que ir poco a poco, pero la base la tiene.

—Ahora que Stoner se retira, ¿cree que Rossi podría fichar por Honda?

—Yo creo que sí. Hay una regla que no permite a Márquez fichar por un equipo oficial pero creo que estaban en trámites de cambiarla. Es muy importante para no estancarte y poder entrar en un equipo oficial.

—¿Qué piensa de la retirada de Stoner, con 26 años?

—Yo corría con él desde muy pequeño y siempre ha sido una persona un poco especial, no sé si decir rara. Si él no lo siente y no tiene ganas…Además acaba de tener un niño. Nunca hay que olvidar que es un deporte en el que te pones a 300 km/h.

Si estuviera en su situación, ¿le animaría a seguir?

—Si esto fuera atletismo, tenis, fútbol… pero en este deporte yo no soy quién.

—Es muy amigo de Rossi. ¿Qué me puede contar sobre él?

—Tenemos la misma edad y somos muy amigos. Cuando venía a España vivía en mi casa. Es amigo de verdad. Como deportista es un genio y como persona lo es más. El Rossi de las motos para mí es el más grande de la Historia

—¿Le gustaría que su hijo Lucas siguiera sus pasos?

—Antes de que naciera no me hubiera importado, pero ahora ha cambiado la película. He visto a muchos amigos perder la vida en los circuitos y cuando tienes un niño piensas más en las cosas.

—¿Cómo lleva cambiar las motos por la música?

—He estado quince años corriendo en moto y después de un accidente así… Siempre he querido dedicarme a esto y está yendo muy bien. Este año he compartido cabina con David Guetta, Shakira, etc.

—¿Cómo fueron sus inicios?

—Con 15 años tenía mi equipo en el garaje de la casa de mis padres. Incluso Rossi venía muchas veces. Empecé con gente como Wally López, DJ Nano, Abel Ramos… Nano sabía que esta era mi otra pasión y fue quien me invitó después del accidente a hacer esto.

—Creo que fue una casualidad…

—Sí, cuando volvía de EE.UU. después del accidente coincidimos en el avión. Justo se sentó a mi lado.

—¿Qué planes tiene para este verano?

Mucho trabajo. Dentro de poco salen mis producciones y vamos a grabar el videoclip. Voy a hacer una gira con Dewars. He estado en Canarias con Guetta y en el Rock in Rio.

—Entre tanto trabajo, ¿hay vacaciones?

—Cuando hago lo que me gusta el trabajo son vacaciones porque lo hago con todas las ganas del mundo.

—¿De qué huye cuando se va de vacaciones?

—A veces de la prensa, aunque a mí siempre me han respetado y me han tratado muy bien. Pero hay veces que te gusta estar tranquilo. Intento huir de los sitios donde está toda la marcha. Me gusta mucho estar en casa.

Publicado en ABC y ABC.es

Almudena Cid recorrerá el desierto africano para convivir con la tribu de los Himba gracias al reto de Dewar’s White Label. Por Dewar’s

—Esta vez no participará en los JJ.OO., pero seguirá compitiendo detrás de las cámaras al comentarlos para Televisión Española.

Dejó la gimnasia rítmica hace cuatro años y confiesa que le costó tres enfrentarse a ella desde fuera. Pero ahora Almudena Cid está encantada de ser comentarista.

—Es la única gimnasta que ha participado en cuatro juegos olímpicos: Atlanta 96, Sidney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008. ¿Cómo los ha vivido?

—Han sido totalmente distintos. Los primeros casi ni los disfruté porque no era consciente de mi capacidad deportiva y tampoco de que había ido al mayor evento deportivo por excelencia. Por eso fui a los segundos, pero tenía una rotura de menisco. Atenas fue una maravilla porque me costó mucho la clasificación. Y Pekín fue el colofón de mi carrera y la manera de poder enseñar que el trabajo bien hecho tiene su recompensa. Me sentí muy competente y estuve muy concentrada.

—Compitió desde los 7 hasta los 28 años. ¿Cómo fue el momento de dejarlo todo?

—Fue una reflexión muy pensada. Tras Atenas todo el mundo me daba por retirada, todos veían el final de mi carrera y yo no lo sentía así. Incluso mi entrenadora me invitó a ayudarle con las niñas y yo no me veía fuera del tapiz.

«Sé que hay familias que están fatal pero creo que podremos sobrevivir hasta que todo se

—Después de abandonar su carrera profesional fue profesora en el programa de Cuatro «Circus».

—Me lo tomé como una época de transición para no pensar en la gimnasia porque dejarlo es duro. Hay algo que te falta y no lo ocupa ni el amor ni la familia.

—Ya han pasado cuatro años desde que se retiró. ¿En qué ha cambiado su vida?

—Antes tenía una rutina y estaba acostumbrada a una estructura. Ahora estoy volcada en la interpretación y eso no tiene horarios. Antes me dirigían el camino y ahora no.

—¿Sigue algún entrenamiento?

—He estado haciendo yoga Bikram, que se hace a 40 grados. Es duro pero sudas mucho y eso yo lo echaba de menos. Me ayudaba a recuperar esa sensación de agotamiento. También hago bici y salgo a correr.

—Ha colaborado en el libro «Estupenda en nueve semanas y media», del entrenador personal Juan Rallo. ¿Qué opina de las dietas milagro y de los entrenamientos exhaustivos para obtener el cuerpo deseado?

—Para mí eso es una locura. El libro no dice que tu cuerpo vaya a cambiar sino que va a adquirir unos hábitos que hacen que después sea una rutina. Yo no creo en las dietas milagros sino en que hay que cuidarse durante el año. En el libro me encargo de la motivación porque la psicología es muy importante.

«Los dos queremos ser padres. Creo que el año que viene es un buen momento»

—Ha retransmitido el Campeonato Europeo de Gimnasia Rítmica. Sigue metida en el mundillo…

—Paloma del Río, presentadora que ha puesto la voz a todas las competiciones, fue la que se dio cuenta de la importancia que tenía lo que había hecho y me quiso rescatar. Hasta tres años después de dejar la gimnasia no pude hacerlo porque yo quería estar allí. Ahora disfruto comentando.

—En noviembre comienza su viaje a Namibia, donde atravesará parte del desierto haciendo trekking y se reunirá con la tribu africana Himba.

—Creo que va a ser un proyecto super bonito, aparte de duro. Son unos ocho días. Para mí es muy esperanzador que ellos no necesiten nada para ser felices. Sé que hay familias que ahora están fatal pero tengo esperanza y creo que podremos sobrevivir un tiempo hasta que todo se formalice.

—Ya hace dos años que se casó con Christian Gálvez. ¿Tienen pensado aumentar la familia?

—Sí. Los dos queremos ser padres pero yo estoy en una época muy bonita porque me han llegado dos propuestas televisivas y quiero disfrutarlas. Creo que el año que viene es un buen momento. 

Publicado en ABC y ABC.es